Unidad de Planeación Prospectiva

Esta unidad tiene el propósito de operar, administrar y evaluar el sistema de planeación universitaria, así como asegurar la participación de la comunidad universitaria en el mismo.

 

Sistema de Planeación Universitaria (SPU)

La planeación es el proceso de vislumbrar el futuro de una organización buscando encontrar los caminos para hacer sus labores más efectivas y de mayor impacto en los beneficiarios de su quehacer. Este proceso se puede llevar a cabo de diversas maneras, en particular, nuestra universidad está desarrollando formas participativas que involucran a la comunidad universitaria para plantear el desarrollo sus potenciales, delimitando un camino futuro que favorezca su armonía con el contexto social.

El Sistema de Planeación Universitaria, se concibió como un desarrollo jerárquico de planes que involucran a la comunidad universitaria, considerando con mucho respeto las particularidades de cada área de conocimiento y disciplinas involucradas, así como las entidades administrativas  que permitan el avance de la formación de recursos humanos, la investigación científica y la extensión-vinculación universitarias. Asimismo, el SPU considera el desarrollo de programas universitarios que favorezcan la interrelación de las actividades institucionales para mejorar el aprendizaje de nuestros alumnos y la elaboración de estudios y diagnósticos especiales que permitan una toma adecuada de decisiones, mejoren y optimicen el uso de los recursos financieros y, promuevan la calidad y la excelencia en la operación de las funciones sustantivas de la institución.

El nivel genérico más importante es la elaboración de un Plan de Gran Visión (PGV), que debe surgir de una evaluación estratégica de la universidad y que se recomienda, tenga un plazo mínimo de 25 y máximo de 30 años. Este plan debe ser el generador de los objetivos estratégicos y el desarrollo de políticas universitarias de largo plazo. Su elaboración y/o actualización debe realizarse en un lapso máximo de 3 meses después del inicio de una administración rectoral.

En un siguiente nivel jerárquico se encuentra el Plan Institucional de Desarrollo (PIDE), el cual debe ser elaborado y publicado en los primeros 5 meses de la gestión rectoral correspondiente y que, en congruencia con el PGV permitirá discernir la orientación de la administración correspondiente, así como sus compromisos con el desarrollo de la institución.

        El PIDE y el PGV serán la base para el desarrollo de los Planes de Desarrollo de Facultades y Escuelas (PDF o PDE), éstos deben ser elaborados y publicados en un plazo máximo de cinco meses después del inicio de la administración correspondiente, manteniendo una estrecha relación con el contenido de los planes de trabajo elaborados para las contiendas electorales de cada facultad o escuela. Se recomienda que estos planes sean elaborados por un comité de planeación de cada dependencia y que su vigencia sea del periodo administrativo correspondiente.

        Los campus regionales tienen una amplia diversidad de contexto de formación y operación, además del contexto geográfico de su área de influencia y distancia respecto de la administración central universitaria. Por ello, se plantea que los Planes Integrales de Desarrollo de Campus (PIDC) tengan una vigencia de 10 años para favorecer un proceso de continuidad no dependiente de las administraciones universitarias. Se recomienda que sea elaborado por los grupos de planeación que se han conformado en cada campus y donde participan el coordinador general del campus, los coordinadores de programas educativos presentes en el campus y otros coordinadores de funciones complementarias como biblioteca, cómputo y servicio social. Asimismo es importante que se favorezca la participación de profesores y alumnos en la elaboración de este documento. Este plan debe elaborarse cada 10 años a partir de la publicación del primero y actualizarse año con año a partir de sus procesos de evaluación.